martes, 9 de febrero de 2016

DASSAULT-BREGET Mirage V Mara – Matr. C-630 – Córdoba


Los Mirage V son aviones monoplazas de ataque desarrollado por Avions Marcel Dassault a fines de los años ´60, derivado del Mirage III. Nace de una solicitud del gobierno Israelí para equipar a la Hel Ha Avir con un cazabombardero de bajo costo y buena capacidad de carga de armamento. Similar a su hermano el Mirage III pero con el morro alargado, tubo pitot por debajo de la nariz, conservaba los cañones DEFA de 30 mm pero con mayor capacidad de cartuchos y capaz de transportar hasta 4000 kg de armas suspendidas.
Mirage V Mara en la década del 90 con su primera matricula nacional C-430

Israel adquiere un lote de 50 unidades. Sin embargo no llega a recibir los ejemplares, ya que el aumento de la tensión en Medio Oriente llevo a que el gobierno de De Gaulle embargara la entrega de los mismos al estado Hebreo a pesar de que estaban pagos. Los Mirage fueron entregados entre 1971 y 1974 a Ejército del Aire Francés, mientras que Israel desarrolló en su tierra el Nesher gracias a los planos de Mirage 5 obtenidos por la inteligencia hebrea.
El Mirage 5P C-630 en servicio en la Fuerza Aérea Peruana con su primer matricula, FAP-183

En la década del 60 la Fuerza Aérea del Perú decide ingresar a la era supersónica y tras largos estudios y análisis de los aviones disponibles en el mercado tomó la decisión de adquirir 16 aviones Mirage 5P similares a los que habían sido diseñados para la Fuerza Aérea Israelí, convirtiéndose en la primera fuerza aérea sudamericana en operar estos aviones.
En marzo de 1969 seis pilotos peruanos realizan el viaje a Francia, arribando a la ciudad de París y luego a Dijon, donde se impartía el curso de ingeniería del avión Mirage, así como el adoctrinamiento de vuelo. Dado que los aviones Miraje 5P todavía estaban en la fase de ensamblaje, el estudio de los procedimientos y sistemas, e inclusive el adiestramiento en vuelo se realizan sobre aviones Mirage IIIC franceses. El retorno de los pilotos al Perú se realizó en el mes de julio de 1969, siendo asignados al Grupo Aéreo Mixto Numero 6, con sede en Chiclayo, en donde ya habían arribado por barco los dos primeros aviones Mirage 5P. El arribo de los dos aviones fue a través del puerto de Salaverry.

Terminado el ensamblaje de los dos aviones en la base de Chiclayo, un avión monoplaza y uno biplaza, se dio inicio a los vuelos de entrenamiento y a la instrucción de los nuevos pilotos que habían sido designados al Escuadrón Número 611. En la segunda quincena del mes de julio el Escuadrón Numero 611 recibe la orden de trasladar en vuelo a la ciudad de Lima a los dos aviones para ser entregados oficialmente a la FAP por el Presidente de la Republica el día 23 de julio de 1969, en el día de la Aviación Militar del Perú, así como volar el 29 de julio en el desfile militar en la avenida Brasil.
El entonces presidente de la república, Arquitecto Fernando Belaunde Terry observa las nuevas 
aeronaves de combate.

Los aviones fueron trasladados en vuelo desde Chiclayo hasta el aeropuerto internacional José Chávez, en Lima, el día 20 de Julio. Es así como ese día los aviones matriculados 182 al mando del Mayor FAP Augusto Romero Ferrecio y el avión matricula 183 al mando del capitán FAP Cesar Gonzalo Luzza. Este último avión es ni más ni menos que el Mirage 5 Mara C-630. Una vez en Lima fueron recibidos por el alto mando de la Fuerza Aérea del Perú, junto a una gran cantidad de público, personal militar, periodistas y familiares.

El 23 de julio, día de la de la Fuerza Aérea del Perú, el entonces presidente de la república, Arquitecto Fernando Belaunde Terry en la ceremonia central en la Base Aérea de Las Palmas, hizo entrega al Ministro de Aeronáutica y este a su vez al Comandante General de la Fuerza Aérea de los aviones Mirage 5P, conformándose de esta manera como unidad de combate operativa, la primera en Latinoamérica en operar estos aviones.

Las operaciones militares con estos aviones que duraron 30 años, tuvieron su cúspide durante el conflicto bélico conocido como la guerra del Falso Paquisha, con el Ecuador en el año 1981. El Grupo Aéreo Nº 6 tenía la responsabilidad de garantizar la superioridad aérea local para darle seguridad a las operaciones aéreas que ejecutarían las unidades aéreas de la FAP, con los aviones A-37B y helicópteros MI-8 y Bell-212. Además, el Grupo Aéreo Nº 6 tenía la misión de mantenerse en alerta roja, con los pilotos sentados en los 18 aviones, desplegados en la configuración de ataque, para ejecutar con orden la misión establecida.

El Escuadrón Aéreo Nº 611 para la maniobra ofensiva y al Escuadrón Aéreo Nº 612 (Mirages 5P) para el plan sombrilla. A partir del día 28 de enero de 1981, se encontraban desde las 06:00 hasta las 18:45 horas, cuatro aviones Mirage en alerta en el aire sobre las áreas de operaciones en misiones de vigilancia. En todo momento habia tres escuadrillas, con cuatro aviones cada una, que se alternaban de tal manera que habían cuatro aviones sobre la zona, cuatro aviones despegando para ascender en ruta al zona de operaciones, cuatro aviones descendiendo de la misma rumbo a Chiclayo para aterrizar y recargar, para luego decolar hacia la zona de operaciones.
Mirage 5PA ya convertido al modelo MARA y sus nuevos colores.

Un año después, en plena Guerra de Malvinas la Fuerza Aérea se encontraba soportado una gran cantidad de bajas en sus aeronaves de ataque, por lo cual el gobierno argentino aceptó la oferta que el gobierno Peruano había realizado en esos días. En la madrugada del 5 de junio de 1982, arriban a la VI Brigada Aérea de Tandil, provincia de Buenos Aires en vuelo directo desde La Joya, Arequipa, una escuadrilla de 10 Mirage 5P que operaban en los escuadrones de caza 611 y 612. 
En segundo plano se observa los Mirage V ya convertidos a la versión Mara, distinguibles por su esquema de pintura camuflada en dos tonos. Base Aérea Militar Tandil, 1999


Estos Mirage eran los mejores aviones de combate que tenía la FAP y contaban con no muchas horas de vuelo y, a decir del jefe del Escuadrón 611, General Crovetto, (por entonces con el grado de mayor), estaban en óptimas condiciones operativas, con una respetable autonomía de vuelo gracias a sus tanques de combustible.
Mirage 5 Mara despegando desde la pista de Río Gallegos, 13-06-2009.


Era una operación militar secreta y, por ello mismo, ni siquiera los familiares de los pilotos peruanos se enteraron de que ellos volarían hacia Argentina llevando los aviones Mirage M5-P para participar, si las condiciones lo exigían, en la guerra por las islas Malvinas. Una vez despegados de La Joya, después de dejar su base de origen, Chiclayo, los Mirage M5-P adoptaro un nivel de vuelo de 33 mil pies, con los equipos de radio apagados, para evitar ser detectados por los radares bolivianos y, especialmente, por los chilenos que jugaban su partido a favor de la corona británica. Fue un vuelo por ruta de frontera a una velocidad promedio de 800 a 900 kilómetros por hora.
Un Mara participando en el Ejercicio CEIBO 2005 desde El Plumerillo, Mendoza. Noviembre de 2005

Las aeronaves fueron tripulados por los pilotos FAP Ernesto Lanao, César Gallo, Augusto Mengoni, Pedro Ávila, Gonzalo Tueros, Pedro Seabra, Mario Núñez del Arco, Marco Carranza, Augusto Barrantes y Rubén Mimbela. La mayoría de estos oficiales está hoy en el retiro y unos tres o cuatro siguen en su institución con el grado de general. Los Mirage fueron repintados con los emblemas argentinos celeste y blanco. Así volaron hacia Tandil, previa escala en Jujuy, en una travesía que duró cerca de tres horas. 
Su participación en el evento Argentina vuela 2014, en Morón, Buenos Aires, 09-08-14

Los aviones llegaron escoltados por un Lockheed L-100 también de la Fuerza Aérea Peruana, en cuya bodega llevaba parte de los equipos de mantenimiento y varias decenas de técnicos y mecánicos de aviación que debían instruir a los argentinos en todo lo relacionado con el funcionamiento de las naves y la utilización del armamento. Inmediatamente fueron matriculados con los códigos de los Dagger que habían sido derribados en las islas. Es así que el FAP-183 paso a ser reconocido en la Fuerza Aérea Argentina desde entonces como C-430, en reemplazo al Dagger que el 24 de mayo, cuando conformaba una escuadrilla que partió desde San Julián, y antes de arribar al objetivo fueron interceptados por una patrulla británica y en menos de cinco minutos son derribados junto a los Dagger C-410 y C-419. Los misiles, obuses, bombas, municiones y tanques de combustible, viajaron posteriormente por otras vías.

La guerra finalizó sin que estos aviones entraran en combate debido a que la intensa preparación y acondicionamiento de las aeronaves para entrar en combate duró varios días. A finales de 1982 la Fuerza Aérea decide quedarse con los aviones siendo asignados oficialmente el 13 de noviembre de 1986.a la X Brigada Aérea de Rio Gallegos, provincia de Santa Cruz, en el sur patagónico argentino, reemplazando a los Mirage IIIC que pasaron a formar el escuadrón 55 dentro de la IV Brigada Aérea en la Provincia de Mendoza.
Linea de vuelo donde se observa en primer plano al Mara C-630 con su anterior matricula C-430. 
VI Brigada Aérea de Tandil entre el año 83-84


El 5 de Agosto de 1986 el C-460 que prestaba servicios en la VI Brigada Aérea de Tandil, protagonizó un incidente cuando a los mandos del teniente Gabriel Marina realizó un aterrizaje de emergencia por una falla no especificada, siendo contenido por la barrera de frenado, hecho que provocó daños en la aeronave que fueron estimados en un 20%. Luego de la reparación de estos daños volvió al servicio activo.

En 1987 comienza un programa de actualización denominado FAS430 Mara, que consistió en modificar la caja de control de armas, la instalación de una computadora para vuelo automático Canadian Marconi, un radar doppler, un sistema de navegación VLF Omega, receptor de alerta de radar, radio altímetro, sistema programador de tiro y otras mejoras como la instalación de la proa de los Dagger, Cambio exterior más significativo. Los trabajos fueron realizados por el Área Material de Rio Cuarto, en Córdoba, y a medida que salían del taller fueron re-matriculados.
Un Mara exiviendo su capacidad de transportar armas.


El hasta entonces C-430 es transferido al Área Material de Rio IV, se convirtió en  el prototipo del programa Mara, nombre que desde entonces se conoce a estos aviones, siendo la plataforma de pruebas de todos los vuelos de validación de los distintos equipos que implicó dicho programa. En Marzo de 1987 es entregado oficialmente al servicio activo con la conversión a Mara y al salir del mismo fue rematriculado, pasando de C-430 a la actual C-630, operando desde entonces en su nueva unidad y base de asiento, el Grupo 6 de Caza de la VI Brigada Aérea de Tandil.
El Mirage Mara aun con configuración Dagger sobrevolando armado los alrededores de la 
VI Brigada Aérea de Tandil


El 26 de Mayo de 1989 mientras se encontraba destacado en cumplimiento de un despliegue de adiestramiento de la unidad en la Base Aérea Militar de Río Gallegos sufrió un fallo en el despegue por desprendimiento del paracaídas de frenado cuando se encontraba a los mandos del primer teniente José Videla despistándose sin mayores daños.


Los Mirage M5 Maraen la Base Aerea Militar El Plumerillo, Mendoza durante el ejercicio Ceibo 2005.

Al entrar en la segunda década del siglo XXI los Mirage III sobrevivientes participaron activamente en todos las operaciones que se le asignaba al sistema de armas Mirage. Se destacan operaciones de control del espacio aéreo ante la visita de jefes de estados en visita a nuestro país. En septiembre de 2011 los aviones Mirage comenzaron a participar en el control del espacio aéreo del norte argentino, en el marco del Operativo Fortín, operando desde el aeropuerto de Santiago del Estero.

Los Mirage M5 Maraen la Base Aerea Militar El Plumerillo, Mendoza durante el ejercicio Ceibo 2005.

Finalmente y ante la falta de presupuesto y la vejez del parque aéreo el gobierno decide desprogramar los Mirage sobrevivientes indicando su retiro definitivo a finales de 2015. Los pocos aviones comienzan un último periplo de actividades que incluyó lanzamientos de armas reales en el polígono de tiro aéreo de la Armada de Isla Verde, próximo a Bahía Blanca, operando directamente desde su base de asiento en Tandil, todo en la provincia de Buenos Aires.
Los Mirage M5 Maraen la Base Aerea Militar El Plumerillo, Mendoza durante el ejercicio Ceibo 2005.

Su último despliegue operativo lo realizó en la Base Aérea Militar de Río Gallegos, en el sur argentino, desde donde realizó una serie de ejercicios aéreos "en cumplimiento del plan anual de ejercitaciones". El ejercicio fue denominado Operación Ariete desarrollándose por una semana hasta el viernes 11 de septiembre de 2015. Realizaron misiones de adiestramiento en tácticas de combate aire-aire y de navegaciones tácticas aire-suelo. Estas actividades incluyeron sobrevuelos sobre la ciudad austral de Ushuaia.
El Mara en su ultimo despliegue en la Base Aérea Militar Río Gallegos, 13-06-09.

Los días 5 y 6 de septiembre se llevó a cabo una jornada a puertas abiertas en el Aeropuerto Internacional de Río Gallego finalizando su actividad con la participación de toda la comunidad en un “día de puertas abiertas solidaria” en la cual realizaron una serie de pasadas a baja altura para deleite de todos los presentes quienes “pagaban” una entrada que consistió en leche larga vida o leche en polvo que fue entregada a la Red Solidaria. 

Preparativos para el gran evento de despedida. en primer plano el IAI Finger C-408, le sigue el 
Mirage IIIDA I-002 y por ultimo el Mara C-630.

La Fuerza Aérea Argentina realizó una ceremonia “inédita” por su carácter cívico-militar con motivo de la desprogramación y despedida del sistema de armas Mirage, la cual se desarrolló ese sábado y domingo en las instalaciones de la VI Brigada Aérea. El sábado se realizó una jornada abierta a estudiantes de los niveles primario, secundario, terciario y universitario con una exposición de aeronaves.

Preparativos para el gran evento de despedida. en primer plano el IAI Finger C-408, le sigue el 
Mirage IIIEA I-011, el C-426 y por ultimo el Mara C-630.

Esta aeronave es el último M.5 Mara que se encontraba en servicio en la VI Brigada, y como merito particular recibido durante el año 2014 los correspondientes certificados de matrícula de aeronavegabilidad militar conforme a la normativa implementada a partir de la aplicación del reglamente de aeronavegabilidad militar (RAM). Pero además, el C-630 realizó su primer vuelo el 14 de Mayo de 1969, o sea que se trata del primer Mirage M.5 que realizó su vuelo inicial de todos los ejemplares adquiridos por Perú, siendo, según los registros de todos los Mirage M.5 fabricados por Dassault, el Mirage M.5 en servicio más antiguo del mundo.
Despedida del sistema de armas Mirage. Base Aerea Militar Tandil, 5 y 6 de noviembre de 2015.

El domingo a las 10 de la mañana se abrió las puertas al público general. Por la tarde se cumplió el acto central con la ceremonia de despedida. Desde las 16.30 se realizó la exhibición de una escuadrilla de aviones Mirage, que será “la última demostración en vuelo”. La ceremonia fue presidida por el entonces jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea Argentina, brigadier mayor Mario Callejo, junto a otras autoridades nacionales, provinciales y locales.

Despedida del sistema de armas Mirage. Base Aerea Militar Tandil, 5 y 6 de noviembre de 2015.

La retirada definitiva de la aeronave en nuestro país se realizó el 16 de diciembre de 2015 en lo que se considera el último vuelo de la misma tras 43 años de servicio continuo con 3010 hs de vuelo. El vuelo se realizó desde su base de asiento, la VI Brigada Aérea de Tandil, en la provincia de Buenos Aires, hasta el Aeropuerto Internacional Ambrosio Taravella, de la ciudad de Córdoba.
Despedida del sistema de armas Mirage. Base Aerea Militar Tandil, 5 y 6 de noviembre de 2015.

Con indicativo RIFLE arribó al aeropuerto a las 11.51 hs, previo pasaje lateral de Escuela de Aviación y de la realización de un ataque simulado a la torre de control del aeropuerto junto a dos pasadas en vuelo bajo para despedirse con un tonel en ascenso y aterrizaje por cabecera 18.
Despedida del sistema de armas Mirage. Base Aerea Militar Tandil, 5 y 6 de noviembre de 2015.

El Mirage detuvo finalmente su marcha en la posición 23 de la pista principal del aeropuerto. El Primer Teniente Darío Basile, integrante del Escuadrón Mirage, fue el piloto designado para realizar la travesía final de la aeronave, convirtiéndose en el último en pilotar un Mirage en la República Argentina. El Primer Teniente Basile, de 30 años de edad y 12 de antigüedad en la fuerza, demoró 50 minutos en unir ambos puntos del trayecto de despedida.
Despedida del sistema de armas Mirage. Base Aerea Militar Tandil, 5 y 6 de noviembre de 2015.

En plataforma lo recibieron autoridades de la Fuerza Aérea encabezada por el jefe de la guarnición aérea Córdoba, Sr Brigadier Testoni, autoridades de la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina, miembros de la VI Brigada Aérea de Tandil, y público en general.

Entre la noche y la madrugada del viernes 18 de diciembre, el C-630 fue remolcado desde el aeropuerto de Córdoba hasta su destino final: el predio “Las Playas” de la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea Argentina, en el kilómetro 4 1/2 de la ruta 20, donde será utilizado como  material didáctico de los futuros mecánicos aeronáuticos de la Fuerza Aérea.

El recorrido que realizo en horas de la madrugada para interferir lo menos posible con el trafico diario del camino elegido: la avenida La Voz del Interior hasta Circunvalación y por esta hasta la rotonda de la Mujer Urbana. Siguiendo luego por Simón Laplace hasta avenida Cárcano, donde recorrió un tramo en contramano para atravesar el río Suquía por el puente más ancho, dadas las dimensiones del avión. La travesía continuó directo por Cárcano hasta el predio militar de camino a Villa Carlos Paz. En su camino y a pesar de la alta hora de la noche, fue seguido por un grupo de entusiastas que no querían perderse la ocasión.


En el presupuesto 2014 que fue elevado al Parlamento en septiembre de 2013 el entonces jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, mencionaba en el folio 115 que "en el ámbito de la Fuerza Aérea se preveía la incorporación del Mirage 1, en reemplaza al sistema Mirage III, en proceso de desprogramación" los cuales pertenecían al Ejército del Aire de España. Sin embargo, esto no se concretó apareciendo varios trascendidos respecto a que había intereses por los aviones multipropósito israelí Kfir Block 60, cazas polivalente chino J-10 y el jet de combate sueco Gripen. Hasta la fecha de la publicación de este trabajo no habrá naves que reemplacen a los célebres Mirage de la Fuerza Aérea Argentina.


(Pagina en construcción)

Un reconocimiento y el crédito que corresponde a quienes hayan tomado las imágenes que aquí se publican. particularmente a: Raquel venturo, Hernan Attaquile, Horacio J. Claria, Lisandro Amorelli,





No hay comentarios:

Publicar un comentario