sábado, 10 de agosto de 2013

FMA IA-50B Guaraní II – Matr. F-31 – Morón

El Guaraní fue un proyecto del ingeniero Aníbal Dreidemie, en el cual se pretendió a partir del ya avanzado IA-35 Huanquero, desarrollar un transporte regional que opere en pistas semipreparadas dotarlo con turbohélices y capacidad para un máximo de 15 pasajeros. Se convirtió en el primer avión con turbohélices fabricado en Latinoamérica.

Se construyó un prototipo basado en el Huanquero con un 20% de su estructura, básicamente una versión más refinada que incluía alas enteramente metálicas, y dos turbohélices Turboméca Bastan IIIA de 850 cv de potencia. 

Fue matriculado LQ-HER e inicialmente bautizado Constancia II, y luego llamado DINFIA Guaraní I. Su primer vuelo fue el 6 de febrero de 1962.

El 23 de abril de 1963, voló el segundo prototipo; una variante mejorada de este transporte ligero, denominada IA 50 Guaraní II. Su estructura fue muy diferente con una sola deriva aflechada y la sección trasera del fuselaje más corta. También introdujo un equipo deshelador y turbohélices Bastan VIA, más potentes que su predecesor.

El Guaraní II fue presentado oficialmente a las autoridades nacionales el 11 de diciembre de 1963 con la matrícula LV-X-27, en las instalaciones de la Dirección Nacional de Fabricaciones e Investigaciones Aeronáuticas "DINFIA" (Fábrica Militar de Aviones).

Este avión fue concebido con prestaciones comparables a la de aviones extranjeros de su categoría, con lo cual su desarrollo se ajustó a las normas internacionales AIR-251 (Francia) y CAR-4b (Estados Unidos de América).

El 21 de mayo de 1965 el IA-50 Guaraní II matrícula TX-01 realizó un vuelo entre Buenos Aires y París para ser expuesto en la muestra internacional de Le Bourget. 

Posteriormente fue sometido a los ensayos de aeronavegabilidad en Istress, Francia, y así completar los ensayos requeridos por las normas AIR-251 y para la calificación en vuelo que requería el organismo técnico francés.

El F-31 en vuelo de formación junto a la Escuadrilla de Acrobacia Cruz del Sur

Este vuelo es recordado por ser la primera aeronave de diseño latinoamericano en cruzar el Atlántico. También fue el primer avión latino en ser expuesto en Le Bourget obteniendo la segunda mención especial de ese año. La travesía fue realizada en 63 horas de vuelo con escalas en Río de Janeiro, Recife, Dakar y Madrid.

La construcción de serie para la Fuerza Aérea Argentina la constituyó una versión de transporte ejecutivo utilizados por el Grupo Aéreo 2, entre otras unidades (matriculas T-110 al T-128), dos aviones en versión de verificador de radioayudas (matrículas VR-15 y VR-16) y tres unidades en versión de relevamiento fotográfico (matrículas F-31, F-32 y F-33). Este ejemplar es uno de ellos.

El F-31 pertenece a la primera serie, siendo su Número de Serie el 06. Fue dado de alta en agosto de 1967 operando en la II Brigada Aérea convirtiéndose en el primer Guaraní fotográfico, cumpliendo esta misión hasta el final de su vida operativa el 08-de enero de 2007.

En noviembre de 1995 fue convertido IA-50B.

La desprogramación de los IA-50 comenzó a realizarse al inicio de la década de 1990. El F-31 lo hizo a fines de 2006 luego de haber cumplido más de 40 años operando decidiéndose incorporarlo a la colección del Museo Nacional Aeronáutico.


El domingo 7 de enero del 2007 realizó su último vuelo partiendo desde la II Brigada Aérea con asiento en la ciudad de Paraná, Entre Ríos, para recalar en el Museo Nacional de Aeronáutica de Argentina (Morón), donde se encuentra preservado en el interior del hangar en excelente estado.






1 comentario:

  1. Estimados, soy poseedor de un mediometraje realizado en 35mm en Córdoba en la década del 60, en el que se cuenta la historia del Guaraní, y su desarrollo, contando entre el equipo de realizadores a Anibal Di Salvo, y a Sergio Villaruel en la locución.

    Entiendo que es el único material fílmico que registra tal acontecimiento, y viendo su dedicación y conocimiento al respecto, es que lo contacto para que a través suyo, interesar a algún organismo o particular a la adquisición de dicha película.

    A la misma ya le he realizado el trabajo de telecine, su traspaso a digital, cómo así también un proceso de masterizado y post producción de sonido.

    Quedando a su disposición para evacuar dudas, lo saluda atte

    Norberto Ramírez - Salta

    ResponderEliminar