jueves, 29 de agosto de 2013

FMA I.Ae. 33 Pulqui II‎

Este fue el primer avión a reacción diseñado en Argentina y construido en la Fábrica Militar de Aviones según el proyecto dirigido por el diseñador alemán Kurt Tank y el Ingeniero argentino Norberto Morcchio quienes desempeñaron su labor en el Instituto Aerotécnico.

El gobierno argentino invito al Ing. Kurt Tank, uno de los mejores diseñadores de Alemania, diseñador del famoso Focke-Wulf Fw 190, quien se instaló en Córdoba junto a un grupo de antiguos empleados de la Focke Wulf.

Foke-Wulf Ta183 Huckebein Modell_kl1

Tank y su equipo habían trabajado en un caza avanzado para la Luftwaffe, conocido como Ta 183 Huckebein, de ala en flecha y toma de aire en la nariz, pero nunca se llegó a construir debido a la caída de Alemania.

Tank se reunió junto a las autoridades del Instituto presentando los planos del Ta 183 y el equipo argentino, liderado por el Ing. Norberto Morchio, entregó su anteproyecto. Ambos equipos comenzaron sus trabajos en paralelo. El resultado de los diseños presentó muchísimas similitudes, lo que concluyó en el diseño final optando por las diferencias de menor dificultad de construcción.

Lavochkin La-15 expuesto en el Museo de Monino

Paralelamente las tropas rusas se apoderaron de una copia de los planos del Ta 183 durante la ocupación de Alemania. A partir de estos planos se desarrolló sin que Tank lo supiera un modelo conocido como Lavochkin La-15, caza hermano del famoso MiG-15 también ruso.
Al terminar el diseño se comenzó con la construcción del primer prototipo, sin motor cuya misión era comprobar la estabilidad del diseño y ensayos aerodinámicos en general. 

Fue pilotado en su primer vuelo por el mismo Kurt Tank que, además de ingeniero, era piloto de pruebas. El vuelo fue exitoso sin que se encuentren fallas estructurales relevantes. Posteriormente este ejemplar fue utilizado para pruebas estáticas hasta su destrucción.

Luego se construyó el primer avión completo (prototipo N° 2), que realiza su vuelo inaugural el 16 de junio de 1950, comandado por el Capitán Edmundo Osvaldo Weiss. En este vuelo se observaron dificultades a altas velocidades, por lo que se le realizaron varias modificaciones.


El Pulqui II era un monoplaza de ala alta, con una flecha hacia atrás de 40° y diedro negativo. La cola era en T, con los estabilizadores ubicados sobre el timón. De construcción completamente metálica, y cabina presurizada con una cubierta tipo burbuja, sin asiento eyectable (la maniobra de evacuación se realizaba invirtiendo la nave con caída del piloto por gravedad). Propulsado por una turbina Rolls Royce Nene II de 2267 kg. de potencia.

El 8 de febrero de 1951 se realiza la presentación pública del avión, en el Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad de Buenos Aires, con la presencia del entonces presidente de la nación Juan Domingo Perón, junto a una gran cantidad de funcionarios y diplomáticos, además de una enorme cantidad de público.

En 1951 del príncipe consorte de Holanda, Bemhard vol Lippe-Biesterfe, propuso fabricar el avión en colaboración y turbinas holandesas. Sin embargo la Argentina perdió esta opción al no tenerla en cuenta. Ese año Egipto realizó un pedido firme de adquisición de las unidades que hubiera disponible. En ese entonces había un único prototipo volando.

A fines de mayo de 1951, varios pilotos de caza de la Fuerza Área Argentina realizan vuelos de prueba. El Comodoro Soto (Jefe de escuadrilla de los caza Gloster Meteor), luego de uno de estos vuelos descrive que “se necesita un esfuerzo mínimo en los mandos y que se debía volar con suavidad; en el Gloster el pilotaje se tenía que hacer con cierta presión principalmente por su elevada carga alar”.

En esa fecha en un vuelo de prueba y realizando una acrobacia, se desprenden los pernos de sujeción de una de las alas perdiendo el ala en vuelo, provocando la caída y destrucción total del avión. En el accidente pierde la vida el piloto, Capitán Vedania Adrian Manuwal.

En 1952 finalizo la construcción del prototipo N° 3. Este incluía modificaciones aerodinámicas que lo hacían más estable. En octubre de ese año se estrella mientras era pilotado por Otto Behrens, un ex piloto de pruebas de la Focke Wulf y ex director del Centro de Ensayos de la Luftwaffe.

La crisis económica iniciada inicia en 1953 retrasó todos los programas militares del momento. El Proyecto Pulqui II termina colapsando con el derrocamiento de Perón en 1955. Ante estas circunstancias la mayoría de los técnicos alemanes toman la decisión de irse del país. Kurt Tank por ejemplo se fue trabajar en la industria aeronáutica de la India.
A pesar de las dificultades presupuestarias se construyó el prototipo N° 4 que consistía en un modelo ya completo, con cabina presurizada y la incorporación de cañones.

En 1956 se recibe la noticia que se discontinuaría el desarrollo «por no tener aplicación en la guerra moderna». Los técnicos argentinos hacen una demostración no autorizada realizando 2 pasadas sorpresivas sobre la pista de Palomar ante la sorpresa de las nuevas autoridades. 

Sin embargo el evento no termina bien ya que el avión realiza un aterrizaje forzoso por haberse quedado sin combustible al tener que volar a una altura con suficiente oxígeno para el piloto. El Teniente Primero Balado, sufre igualmente la hipoxia por falta de oxígeno y el accidente deja al aparato en un estado irrecuperable.

El programa continuó hasta 1959, cuando se terminó de construir el prototipo N° 5 el cual recibió la designación Pulqui IIE. Una versión modificada con tanques de combustible en las alas, que mejoraba la escasa autonomía. 

Su primer vuelo fue el 18 de septiembre de ese año, pilotado por el Teniente Roberto Starc.

No hay mucha información acerca de sus vuelos posteriores. Poco tiempo después, sin fondos ni apoyo del gobierno, el programa es cancelado definitivamente.

El ejemplar permaneció guardado hasta que finalmente se decidió entregarlo al Museo Nacional de Aeronáutica, que por entonces se encontraba en Aeroparque Jorge Newery, Buenos Aires.

En el Año 2000 recibió una restauración importante, en especial en su pintura, ya que se encontraba muy deteriorada por estar expuesto a la intemperie. los trabajos fueron encargado al Área Material Rió Cuarto.

Finalmente fue expuesto en el interior del hangar del nuevo museo, en la Base Aérea de Morón.

Actualmente puede ser visitado en una carpa en la muestra tecnológica Tecnópolis, en Avenida General Paz entre Balbín y Constituyentes, Villa Martell, Buenos Aires.









No hay comentarios:

Publicar un comentario